Arte/ Art, El día a día/ The days we're living

Arquiste Parfumeur: el aroma de la Historia y la Belleza/ Arquiste Parfumeur: Frangances of History and Beauty.

01-arquiste_fragrances1   ¿A qué huele la Historia? ¿Hay algo más frágil que la belleza de un recuerdo?

   Carlos Huber ha debido plantearse estas preguntas (u otras similares) cuando decidió crear Arquiste Parfumeur, la aventura por rescatar el aroma del tiempo ido y recordado por la Historia.

   Nada hay más frágil que la Belleza, salvo quizá la Memoria. La Historia se erige así en veladora de los escondrijos, las palabras dichas al azar, los susurros y las caricias que los hombres venimos tejiendo, en una danza sin final aparente, desde el principio de los tiempos.

   Cada época tiene sus virtudes y sus desvaríos, sus costumbres y atavíos, su desnudez y sus silencios, sus acciones y sus secretos de los cuales somos herederos y usufructuarios. Carlos Huber ha hecho posible la reconstrucción del tiempo ido a través de sus fragancias, de sus aromas, ricos en elementos, en texturas y en capas y capas de recuerdos.

   Cada uno de sus perfumes consiguen evocar un periodo de la Historia; con cada uno de sus ricos componentes, el tejido sin fin del ser humano se retrata en la piel conquistada por esos olores, por esos vapores que evocan y sostienen ideas y sentimientos ya idos pero siempre presentes en nuestros sentidos más poderosos y primarios y que se licúan, conquistándonos, haciéndose unos con nuestro yo más presente y actual.o.13523

   Arquiste Parfumeur es una oportunidad de reconstruir la Historia y aliarla con el presente, de evocar su Belleza y sentirla a cada paso que damos, en cada boca que besamos y en cada botón que desprendemos. Son perfumes sensuales, exóticos, riquísimos, complejos y únicos, poderosos y evocadores, que atrapan al Tiempo y lo liberan en nuestra piel, y embellecen nuestra vida, llenándola de memoria.

   Nada más libertino que el placer de sentir; nada más evocador que un olor, una risa, una memoria recobrada. Nada más mágico que el sentido de Carlos Huber (y su equipo) por recobrar la belleza de un mundo ido, y su historia, en los límites eternos de un frasco de perfume.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s