Soneto/ Sonnet.

13/06/2013

bc676eaad1d011e281d822000a1f9682_7

XXIX

Cuando, en desgracia con Fortuna y con el mundo,

lloro a solas mi sola condición de paria

y el sordo cielo en vanos con mis gritos hundo

y me miro y maldigo mi estrella contraria,

deseándome igual a otro de más largo 

favor, con sus amigos, con su parecido.

envidiándole el arte a éste, a aquél el cargo,

con lo que más disfruto menos avenido,

ya en ésas casi odiándome, al fin por ventura

pienso en ti, y al momento mi suerte de un vuelo,

como alondra al romper del día, de la oscura

tierra se alza y canta a las puertas del cielo.

Pues tu amor recordado me aporta tal tesoro

que cambiarme por reyes tengo ya a desdoro.

***

XXIX

When, in disgrace with Fortune and men’s eyes,

I all alone beweep my outcast state

and trouble deaf heaven with my bootless cries

and look upon myself and curse my fate,

wishing me like one more riche in hope,

featured like him, like him with friend’s possessed,

desiring this man’s art and that man’s scope,

with what I most enjoy contented least,

yet in these thoughts, myself almost despising,

haply I think on thee, and then my state,

like the lark at break of day, arising

from sullen earth, sings hymns at heaven’s gate.

For thy sweet love remembered such wealth brings,

that then I scorn to change my state with kings.

Mucho Ruido y Pocas Nueces (1993) es la magnífica adaptación cinematográfica de Kenneth Branagh de una obra de teatro shakesperiana del mismo título. Maravillosa, luminosa, alegre, es una de las pocas películas que he visto dobladas que ganan mucho al ser oídas en español, porque los versos son tan largos y requieren tal prisa y modulación, que imprimen una velocidad a la comedia aún mayor de la que ya posee en su propio idioma.

Pero es una delicia oír y ver el trabajo que cada uno de los actores de la película, encabezados por el propio Kenneth Branagh, Denzel Washington y Emma Thompson, e identificar los distintos acentos que el director imprimió en esta comedia ligera sobre lo que, en el día de hoy, siglo XXI, aún sirve de denuncia: la futilidad de las cosas pequeñas que se tornan supuestamente importantes y dañinas por la manipulación y la tontería.


Mención especial para la radiante y vital banda sonora de Patrick Doyle, que imprime energía, movimiento, dulzura y alegría a esta mezcla de fiesta de verano, versos agudos, paisajes eternos y sentimientos entrecortados, tan en boga hoy como ayer, cuando fue concebida.


Much Ado About Nothing. Part 1., posted with vodpod

Insomnio/ Insomnia.

10/08/2010

Soneto LXI

¿Es orden tuya que tu imagen tenga abiertos

mis párpados pesados a la noche ingrata?

¿Deseas tú que quiebre mis sueños inciertos

sombra que, por burlar tu vista, te retrata?


¿Son tu espíritu ésos que de ti me envías,

lejos de su morada, a que mi vida espíen,

a hallar en mí vergüenzas y horas malvacías,

meta y rumbo por donde tus celos se guíen?


No, tu amor, aunque mucho, no es tan poderoso:

es mi amor el que tiene mis ojos en vela,

mi amor leal, que así combate a mi reposo,

para siempre en tu honor hacer de centinela.


Por ti yo velo, mientras tú habrás despertado

lejos de mí, de otros cerca demasiado.


Sonnet LXI

Is it thy will thy image should keep open

my heavy eyelids to the weary night?

Dost thou desire my slumbers should be broken

while shadows like to thee do mock my sight?


Is it thy spirit that thou send’st from thee

so far from home into my deeds to pry,

to find out shames and idle hours in me,

the scope and tenure of thy jealousy?


O no, thy love, though much, is not so great:

it is my love that keeps mine eye awake,

mine own true love that doth my rest defeat,

to play to watchman ever for thy sake.


For thee watch I, whilst thou dost wake elsewhere,

from me far off, with others all too near.

Soneto CII

Mi amor está más fuerte aun cuando más lo veas

callar. No te amo menos, aunque más escaso

lo demuestre: es mercancía amor cuyas preseas

la voz del posesor pregona a cada paso.

Nuevo era nuestro amor y apenas en su mayo

cuando le saludaba con mis melodías:

tal Filomela al frente del verano gayo

trina, y cierra su flauta al madurar los días;

no que el verano entonces dulce sea menos

que cuando a su gorjeo la noche temblaba,

sino que están los ramos de música plenos,

y dulzura frecuente en el hastío acaba.

Así, como ella a veces yo mi voz apago,

por no causarte con mis trinos empalago.

Sonnet CII

My love is strengt’ned, though more weak in seeming;

I love not less, though less to show appear:

that love is merchandized whose rich esteeming

the owner’s tongue doth publish everywhere.

Our love was new, and then but in the spring,

when I eas wont to greet it with my lays,

as Philomel in summer’s front doth sing,

and stops her pipe in growth of riper days;

not that the summer is less pleasant now

than when her mournful hymns did hush the night,

but that wild music burdens every bough,

and sweets grown common lose their dear delight.

Therefore, like her, I sometime hold my tongue,

because I would not dull you with my song.

Soneto CXIX

¿Qué filtro bebí yo de lágrimas de Harpía

o de alambiques infernales destilado,

miedo a esperanza, a miedo esperanza, mezclado,

perdiendo aún cuando ganando me veía?

¿Qué desdichado yerro mi alma ha cometido,

al creerse a sí mima nunca tan dichosa?

¿Cómo mis ojos de sus cuencas sa han salido

en arrebatos de esta fiebre rabiosa?

¡Gracia de la desgracia! Ya por cierto pruebo

que lo bueno en mejor por el mal se convierte,

y el amor derrumbado, al construirse nuevo,

más bello que antes sube, grande más, más fuerte.

Así retorno a mi contento castigado,

y gano por mi pena triple que he gastado.

Sonnet CXIX

What potions have I drunk of Siren tears

distilled from limbecks foul as hell within,

applying fears to hopes and hopes to fears,

still losing when I saw myself to win?

What wretched errors hath my heart commited,

whilst it hath thought itself so blessèd never?

How have mine eyes out of their spheres been fitted

in the distractions of this madding fever?

O, benefit of ill: now I find true

that bitter is by evil still made batter;

and ruined love, when it is built anew,

grows fairer than at first, more strong, far freater.

So I return rebuked to my content,

and gain by ills thrice more than I have spent.

Soneto CXXI

Mejor será ser malo que malestimado,

cuando el no serlo gana a serlo la condena,

perdido el justo gozo, que no al propio agrado

de uno se mide, sino por mirada ajena.


Pues ¿a qué van los ojos de otros con veneno

a hacer guiño a los brincos de mis fantasías,

o a ser de mis miserias míseros espías,

que hagan malo a su antojo lo que estimo bueno?


No, yo soy lo que soy, y los que me reprochen,

contando están sus propias faltas en mis sobras;

puedo ir derecho, aunque ellos de través atrochen;

sus pútridas ideas no han de hacer mis obras;


si no es que a todo extienden esta triste ley:

todo hombre es malo, y en su mal él es el rey.

Sonnet CXXI

‘Tis better to be vile than vile esteemed,

when not to be receives reproach of being,

and the just pleausre lost, which is so deemed

not by our feeling, but by others’ seeing.


For why should others’ false adulterate eyes

give salutation to my sportive blood?

Or on my frailties why are frailer spies,

which in their wills count band what I think good?


No, I am that I am, and they that level

at my abuses reckon up their own;

I may be straight though they themselves be bevel;

by their rank thoughts my deeds must not be shown;


unless this general evil they maintain:

all men are bad, and in their badness reign.

William Shakespeare, Sonetos de Amor/ The Sonnets.

Soneto XLVI

Mi ojo y mi corazón a muerte están en guerra

por cómo de tu vista el campo se reparte:

mi ojo a mi corazón tu imagen ya le cierra;

el corazón al ojo, el derecho a mirarte.

Mi corazón arguye que él te tiene dentro,

alcoba nunca por pupila penetrada;

mas el otro a razones le sale al encuentro,

y alega que tu forma en él está pintada.

A dirimir el pleito se erigió un jurado

de pensamientos -todos del alma aparceros-,

y por su veredicto se han determinado

de ojo claro y de dulce corazón los fueros,

así: a mi ojo tu exterior le corresponde,

y al corazón, la parte en que el amor se esconde.

Sonnet XLVI

Mine eye and heart are at a mortal war,

how to divide the conquest of thy sight:

mine eye my heart thy picture’s sight sight would bar,

my heart mine eye the freedom of that right.

My heart doth plead thou in him dost lie,

a closet never pierced with crystal eyes;

but the defendant doth that plea deny,

and says in him thy fair appearance lies.

To side this title is impanelèd

a quest of thoughts, all tenants to the heart,

and by their verdict is determinèd

the clear eye’s moiety and the dear heart’s part,

as thus: mine eye’s due is thy outward part,

and my heart’s right thy inward love of heart.

Soneto XLVII

Entre mi ojo y mi corazón hay paz firmada,

y el uno al otro ahora se hacen mil finezas;

cuando mi ojo hambriento está de una mirada,

o el corazón de amor se ahoga de tristeza,

con el retrato de mi amor mi ojo hace fiesta

y al pintado banquete al corazón invita;

cuando no, al ojo el corazón festín lo apresta

y él de amorosos pensamientos se desquita.

Así, ya por tu imagen o mi sentimiento,

tú mismo estando ausente, siempre estás conmigo;

que ir no puedes más lejos que mi pensamiento,

y yo estoy con él siempre, y siempre está él contigo;

o si duerme, despierta al corazón tu imagen

a gozo en que ojo y corazón bien se agasajen.

Sonnet XLVII

Betwixt mine eye and heart a league is took,

and each doth good turns now unto the other:

when that mine eye is famished for a look,

or heart in love with sighs himself doth smother,

with my love’s picture then my eye doth feast

and to the painted banquet bids my heart;

another time mine eye is my heart’s guest

and in his thoughts of love foth share a part.

So, either by the picture or my love,

thyself away are present still with me;

for thou not farther than my thoughts canst move,

and I am still with them, and they with thee,

or, if they sleep, thy picture in my sight

awakes my heart to heart’s and eye’s delight.

Sonetos de Amor, William Shakespeare/ The Sonnets by William Shakespare.
(traducción de Agustín García-Calvo).
Editorial Anagrama, Sexta Edición, marzo 2002, Barcelona (España).
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 37 seguidores